viernes, 16 de diciembre de 2016

Las "REFORMAS EDUCATIVAS" y las "pruebas PISA", PISOTEAN LA EDUCACIÓN INTEGRAL

Las “REFORMAS EDUCATIVAS” y las “PRUEBAS PISA”, PISOTEAN LA EDUCACIÓN INTEGRAL
                                                                                           Por Carlos Villacorta Valles
                                                                                                 odesi12@yahoo.es



Se está levantando mucho polvo con la supuesta “reforma educativa” y con las evaluaciones PISA1, como si fueran las salvadoras de la actual crisis de la educación, evaluaciones  que, ni tienen que ver con la calidad de la educación, menos con la educación integral. Cuando la OCDE2 inició la aplicación de sus pruebas en el año 2000, no lo hace para comparar habilidades de jóvenes de 15 años de edad de diferentes países, sino para comprobar si sus reformas educativas neoliberales emprendidas desde 1990, están dando sus frutos, principalmente la estandarización educativa neoliberal.

¿En qué consiste esa estandarización educativa?

Que todos los países del mundo, apliquen la misma política educativa, para consolidar definitivamente la educación como “servicio” contra el derecho; que forme un ser humano capaz de convivir de manera casual y espontánea y producir mecánicamente solo para su bienestar individual, una maquina perfecta que no piense y solo obedezca, convirtiendo definitivamente la educación y al docente en mercaderías sometidos a las reglas del mercado. Es decir, nos quieren más tontos todavía.

Empiezan reformando administrativamente el Ministerio de Educación, nueva ley de educación, nueva ley docente, proyectos educativos institucionales, pruebas estandarizadas, privatización de la educación pública, articulaciones, sistema de evaluación estandarizado. Colegios de Alto Rendimiento, incremento de horas de trabajo, provisión de textos y manuales escolares, ajustes al currículo, disminuir  ciencias sociales, quitar filosofía y arte (asignaturas de reflexión y creatividad), capacitación docente de control, meritocracia, anular  sindicatos, turnos tarde y mañana, gastos compartidos con la familia, y un largo etcétera.

Reformas educativas neoliberales recomendadas por el Banco Mundial a los gobiernos de los "países en desarrollo”-léase países subyugados, para medir la adaptación de nuestros jóvenes al modelo neoliberal, si se va sustituyendo el pensamiento crítico al  conjunto de “competencias” de adaptación y flexibilidad al mercado del trabajo. Más claro: adaptación y hegemonización a los valores neoliberales del capitalismo que se cae a pedazos que pretenden vanamente salvarla.

¿Por qué PISA pisotea la educación integral?

La OCDE da la respuesta en su Web: “PISA es un sistema objetivo de comparación”,  “no evalúa materias  escolares, sino aptitudes y competencias que son relevantes para el bienestar personal”3 -nos dicen-, es decir es un sistema de análisis meramente cuantitativo individualista extremo. Ni siquiera miden conocimiento escolar, sino la habilidad intelectual del individuo. Algo así como medir coeficiente de inteligencia, buscando, calificada mano de obra industrial. Y, en torno a esos resultados intelectualoides, “aconsejar” a los países la implantación de políticas educativas, como base de la formación de esa mano de obra industrial. Ellos lo dicen: “a través del aprendizaje, los estados  conseguirán individuos preparados para influir en la mejora económica”. –Léase economía capitalista e individualista-. Todos sabemos que, la educación integral no tiene esa finalidad, sino formar ciudadanos con habilidades filosóficas y científicas para transformar su realidad. Es decir, buscar el desarrollo humano, trabajadores sanos en todo sentido. En eso ¡Alerta! Lo último del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), el Perú ocupa el puesto 75 de 122 países. Según WEF, el Perú no tiene “trabajadores sanos, instruidos y capaces a través de cuatro pilares distintos: educación; salud y bienestar; fuerza de trabajo y empleo, y entorno facilitador". “El Perú ocupa el puesto mencionado, con una calificación de 0.2, por rubros flaquea mucho más: en educación (84, con una calificación de -0.3), en salud y bienestar (82, con -0.2) y en entorno propicio o facilitador (81, con -0.4)”. En el tema en el que se mantiene menos mal es en “fuerza de trabajo y empleo: puesto 50, con -0.0”. Pero, la realidad habla mucho más que los fríos datos.

La pregunta brota por sí sola ¿Dónde está el crecimiento económico? ¿Necesitaban de una engañosa prueba PISA para tapar que no sirve a los pobres? Para tapar que nuestros niños de 2° grado de primaria (8 años de edad), en las Evaluación Censal que toma el Minedu arroja que el 90% no aprueba ¿Qué pasará cuando estos niños cumplan 15 años de edad? ¿Acaso esto es la demostración de la incapacidad de nuestros políticos? Que solo sirven para autopagarse millonarios sueldos. Esto, ante todo, es la demostración palmaria del fracaso de neoliberalismo.

Está claro entonces los objetivos, para que la OCDE, -formada por economistas neoliberales- determine las pruebas que van a tomar y qué deben saber los estudiantes, sin importarles  que pertenezcan a contextos diferentes. Está claro entonces por qué se alaba tanto el “crecimiento económico” en el Perú y recomienden no cambiar la “reforma educativa” aplicada fielmente por el ministro Saavedra. Simplemente porque es un modelo basado en ‘competencias’ que PISA usa y que está siendo aplicado con suma fidelidad a los intereses privados y se pretende al Perú como laboratorio de ensayo.

Reitero, una evaluación tipo PISA,  sólo mide el intelecto, no puede determinar calidad de la educación o que la escuela de un país sea mejor que otro, sin embargo, eso es lo que están difundiendo, causando daño al alumnado y empobreciendo la educación integral, priorizando la evaluación como objetivos centrales de la educación ¿Dónde quedan las escuelas de la alegría y el placer de aprender? Y, el ministro Saavedra, muy orondo dice “estamos por la ruta correcta”.

No es que estemos contra el par de puntos ganados por el Perú, estamos en contra de la connotación que se le da, reduciendo calidad a evaluación, eso no sólo significa esconder el fracaso de la educación neoliberal impuesta en el Perú desde 1990, sino va contra el mismo concepto integral, epistemológico de la educación, priorizando inclusive competencia y no el valor de la solidaridad y la cooperación. Pretenden hacernos creer que la calidad de la educación mejora cuando las escuelas compiten entre sí, cuando lo  que en realidad están haciendo es exacerbar el individualismo –principio básico del capitalismo. Cuando las escuelas compiten entre sí, pisotean la solidaridad y cooperan menos. De este modo, se promueve una competencia mercantilista en el sistema escolar y no se resuelven los problemas educativos centrales que nos agobian, como por ejemplo:
Más de 3 millones de niños que no asisten al colegio por problemas económicos, así como más de 2 millones de niños que trabajan y estudian en el mejor de los casos, exceso de repitencia y expulsión escolar – mal llamado deserción-, bajos rendimientos escolares en la mayoría de los alumnos por aula, falta de materiales educativos, deficiente capacitación docente, falta de responsabilidad por los resultados, centralismo en la gestión, deficiente infraestructura con miles de colegios sin luz ni agua, una educación superior ausente, desmembrada del sistema escolar, como si no fuera educación, siendo las academias otra etapa educativa que los escolares tienen que pasar obligatoriamente para la educación superior que la gran mayoría no lo logra. Etc.

¿Qué es una reforma educativa?

Se utiliza este concepto para referirse a la modificación del sistema educativo con el objetivo de mejorarlo. Si esto es así, toda reforma educativa debería impulsarse a partir de un amplio consenso social y magisterial e inclusive estudiantil, pero ello no sucede, más aun en la actualidad que está sujeto a una ideología y política –la neoliberal- que todo  gobierno de turno asume. Por tanto, la reforma educativa en el Perú y de los países de la OCDE obedece sólo a los intereses de las clases dominantes, los monopolios comerciales y sirve solamente para difundir una visión sesgada de la realidad y para formar a las nuevas generaciones de acuerdo al mensaje dominante capitalista.

Este tipo de reformas educativas no tienen el menor interés de resolver los principales problemas de la educación, sólo a través de estadísticas nos informan “mejorías” para justificar la política de algún gobierno, sobre todo sus millonarios gastos que obedecen a préstamos internacionales que al final salimos pagando los ciudadanos de abajo y cargan a la escuela y a los maestros con la responsabilidad de preparar la fuerza laboral que demanda el mercado.

Hoy más que nunca, los que hemos escapado mínimamente del control neoliberal tenemos la obligación de ayudar a la reflexión y alimentar el pensamiento crítico, para que desde las profundidades de este sistema genocida, insurja la sociedad de la felicidad.
 


Notas:
1Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes o Informe PISA (por sus siglas en inglés: Programme for International Student Assessment). Analiza el rendimiento de estudiantes a partir de unos exámenes que se realizan cada tres años en varios países con el fin de determinar la valoración internacional de los alumnos. Este informe es llevado a cabo por la OCDE, que se encarga de la realización de pruebas estandarizadas a estudiantes de 15 años.
2Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico  –integrada por los países dominantes que controlan la economía en el mundo-
3http://www.mecd.gob.es/dctm/inee/eag/panorama2016okkk.pdf?documentId=0901e72b82236f2b (PANORAMA DE LA EDUCACIÓN INDICADORES DE LAOCDE 2016)
 


Fuente

-https://www.oecd.org/dev/Avanzando-hacia-una-mejor-educacion-en-Peru.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada