jueves, 17 de mayo de 2012

♠ JAVIER HERAUD, PRESENTE. UN GRANDE DE LA POESÍA SOCIAL


Posted: 14 May 2012 10:01 PM PDT
Sucede
simple-
mente,
que no
tengo miedo
de morir
entre
pájaros,
y
árboles.
imagen: Jorge Miyagui, para la muestra Yo no me río de la muerte

Hoy, hace 49 años, murió Javier Heraud entre pájaros y árboles. Por estos días, en la sala Luis Miró Quesada, al lado de la Municipalidad de Miraflores, se puede apreciar la muestra Yo no me río de la muerte que, según la nota de prensa, tiene como “principal finalidad dar a conocer a las nuevas generaciones a uno de los poetas peruanos más emblemáticos del siglo XX”.

Me gustó la muestra porque es un intento de explotar al máximo el potencial iconográfico de Heraud, que debería estar al nivel del Che —con toda la carga, para bien y para mal, que eso implica— en el imaginario colectivo de la juventud peruana (sí, algo más que un cuadro de Cherman en Panchita o la 73). Poeta, joven, revolucionario, acribillado a los 21 años en la selva y hasta se salvaron unas fotografías de su cuerpo caído.

Y aquí está la razón de este post. Las fotografías pertenecen al archivo personal de Guillermo Ríos, al que conocí hace casi una década, cuando hice este reportaje sobre la muerte de Javier Heraud en Madre de Dios.

Son imágenes fuertes pero republico un par de ellas aquí porque, como en el caso del Che, no sólo tienen un carácter histórico sino también, me parece, icónico. Para una futura muestra. Para las futuras generaciones.
Para ellos, también, si se les ha despertado la curiosidad por el personaje, pueden encontrar su obra poética completa en varias librerías aunque, corríjanme los que saben, la edición más bacán es la deCampodónico Editores de 1976, con prólogo de Sebastián Salazar Bondy, que pueden encontrar en varias webs de compra y venta por Internet. Y si no lo encuentran, aquí tienen un simpático scribdcon todo lo que necesitan. La cosa es seguir leyendo poesía, seguir leyendo a Heraud, seguir viviendo a Heraud.
Yo no me río de la muerte.
Pero a veces tengo sed
y pido un poco de vida
-utero de marita---------------------------
------------------------------------



JAVIER HERAUD:   POETA Y HÉROE
“Yo nunca
me río de la muerte,
simplemente
sucede que,
no tengo
miedo de morir
entre pájaros y árboles”.
Presagiaba así su ingreso a la inmortalidad, Javier Heraud, en su poema Elegía. En 1960, a los 18 años, gana el concurso Poeta Joven del Perú; igualmente los Juegos Florales de la UNMSM.
Por su gran sensibilidad humana se integró a la lucha social de aquellos años, llegando a escribir:
  “La poesía es
             un relámpago maravilloso
             de palabras silenciosas,
             de latidos y esperanzas.
             Es el grito
             de los pueblos oprimidos,
             el nuevo canto
             de los pueblos liberados”
Antes de su muerte, en las aguas del río Madre de Dios, escribe una carta a su madre diciendo: “Voy a la guerra por la alegría, por mi patria, por el amor que te tengo (...) no me guardes rencor si algo me pasa. Yo hubiera querido vivir para agradecerte lo que has hecho por mí, pero no podría vivir sin servir a mi pueblo y a mi patria...”.
                
El 15 de mayo de 1963, Javier Heraud ingresaba  a vivir en la memoria y en el recuerdo de los pobres del Perú y de todo aquél que aspira a poder transformar esta sociedad corrupta y explotadora en otra donde reine la justicia social y se llegue a erradicar la miseria. El hambre y la expltación de la mayoría del pueblo.

Es decir, hace 49 años, Javier Heraud acribillado a balazos en el río Madre De Dios se sumaba a esa nueva galería de héroes que ofrendaron sus vidas en la lucha por la transformación social de nuestra patria.

En palabras de su progenitor, don Jorge Heraud igualmente fallecido, Javier fue un joven muy inteligente y buen estudiante, además, con una sensibilidad social poco vista en los jóvenes de esos años  que no carecían de estrecheces económicas.
El Poeta y el Héroe son una misma persona. No se puede hablar solamente de su poesía y dejar de lado su militancia y accionar revolucionario.

Nuestro mejor homenaje hacia él, es luchar en forma honesta y consecuente en la defensa y conquista de nuestros derechos hasta alcanzar UNA PATRIA HERMOSA EN UN MUNDO NUEVO. 

Felipe Torres Andrade

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada