viernes, 9 de febrero de 2018

ROL DEL DOCENTE EN EL MUNDO DE HOY


Conferencia dictada en el Seminario Pedagógico del SUTE XV 7 de febrero 2018. Por la reconstitución del SUTEP desde las bases.

Rol del docente en el mundo de hoy
 Por Carlos Villacorta Valles
           
                                                           
¿Qué significa rol?

Rol “es la función que una persona desempeña en un lugar o en una situación determinada”; en el caso del docente, el rol que nos han enseñado es enseñar –valga la redundancia- en un colegio y un aula y, a determinados alumnos. La gran pregunta es ¿Será solo de esa manera? Claro que no, no es solo de esa manera ¿Por qué? Porque la educación es un proceso social, cultural y político y hasta sicológico, por tanto, nuestros colegios y nuestros alumnos no están en una isla, se desenvuelven y se forman dentro de una sociedad. En ese sentido, el rol de la educación y del docente, va más allá de un colegio, tiene que enseñar también cómo es esa sociedad, si no, ¿cómo contribuye a transformar la sociedad donde vive? ¿Cómo? La única forma es sabiendo cómo es su sociedad que le toca vivir.

De esta manera, el rol natural, fundamental que debe cumplir el docente, es un ROL TRANSFORMADOR, se trasforma a sí mismo, trasforma a sus alumnos y transforma la sociedad.

Los funcionarios del Ministerio de Educación, lo creen así. Veamos lo que escriben: -Currículo Nacional vigente:

“Educar es acompañar a una persona en el proceso de generar estructuras propias internas, cognitivas y socioemocionales, para que logre el máximo de sus potencialidades. SIMULTÁNEAMENTE, ES LA PRINCIPAL VÍA DE INCLUSIÓN DE LAS PERSONAS EN LA SOCIEDAD, (…)”. “orientada a la búsqueda de la propia felicidad”. (Pág. 11).

Luego se preguntan: “En el Perú, ¿a qué educación aspiran los peruanos para enfrentar los desafíos del presente siglo? –se responden- En una sociedad diversa y aún desigual y, al mismo tiempo, con enormes potencialidades, aspiramos a una educación que contribuya con la formación de todas las personas sin exclusión.” (Pág. 12)

En la Ley General de Educación 28044. Artículo 17°.- señalan: “la educación Para compensar las desigualdades derivadas de factores económicos, geográficos, sociales o de cualquier otra índole que afectan la igualdad de oportunidades en el ejercicio del derecho a la educación, el Estado toma medidas que favorecen a segmentos sociales que están en situación de abandono o de riesgo para atenderlos preferentemente” ¿Lo cumplen? Claro que no, porque están al servicio del sistema, no al servicio de los niños y jóvenes, del que tanto pregonan, menos al servicio del docente.

En conclusión, para los burócratas del ministerio, el rol del docente es adaptar al alumno a la sociedad donde vive y busque su propia felicidad. Totalmente contrario a lo que les señalé.

Las alternativas están dadas, ¿forjamos en nuestros estudiantes una mentalidad adaptativa o una mentalidad transformadora?



Ello nos obliga entonces a analizar las características de nuestra sociedad actual para adaptarnos a ella o para transformarla.

Algunas características de nuestra sociedad:

¿Es de paz o violencia?
¿Cada quien recibe según su capacidad?
¿Cada quien recibe según su necesidad?
¿Nuestras familias están bien constituidas y en armonía?
¿El Estado sirve a todos?
¿Todas nuestras instituciones educativas están bien equipadas de bibliotecas, laboratorios, alta tecnología?
¿La docencia es la más prestigiosa carrera profesional, con la más alta remuneración y actualización mensual y dedicación exclusiva?
¿Nuestros estudiantes son felices en las escuelas y con ganas de aprender?
¿Todos nuestros padres de familia reciben un salario suficiente que les permite vivir cómodamente, para viajar, conocer el mundo y recrearse junto con sus hijos?

Nada de eso existe. Una minoría vive en la opulencia extrema y la gran mayoría en carencia absoluta. No olvidar, lo sicológico que ha demostrado que tanto la opulencia y la carencia, extremas, generan problemas de salud mental.

Todos lo vivimos y observamos, nuestra sociedad es violenta e insegura, hay miles de mendigos tirados por nuestras calles, millones de personas que viven sólo con 3 soles diarios, la mayoría de nuestras familias son disfuncionales, nuestro Estado es mafioso y corrupto y no brinda las mismas oportunidades a todos, se implementa de amiguismo, politiquería y coima. Tenemos dos tipos de educación y de infraestructura, una totalmente equipada con todos los adelantos y la otra con carencias absolutas de todo. Nuestros docentes reciben la remuneración más baja del mundo, nuestros estudiantes solo son felices cuando salen al recreo. La lista es interminable, ¿ACASO NOS PODEMOS ADAPTAR A ESTE TIPO DE SOCIEDAD? Lo más grave y condenable, adaptar a nuestros niños y jóvenes. La primera condición de la existencia humana es la sensibilidad social, no para dar caridad, sino para contribuir en la transformación de un hecho injusto, en este caso de una sociedad injusta. Para ello tenemos que conocer sus orígenes y sus causas, sus efectos lo estamos viviendo.

Origen y causas de la injusta sociedad

El hombre cuando aparece sobre la tierra empieza a vivir en comunidades fraternales, en armonía con la naturaleza, su educación era libre, espontánea, en familia y en comunidad, en solidaridad y en fraternidad. Cuando insurge la propiedad privada, rompe con esa armonía, una minoría se apropia de las riquezas y, deja sin nada a la gran mayoría, con poder económico y militar se imponen e imponen la primera sociedad clasista y brutal: la esclavitud.

Una persona en condición de esclavitud no tenía libertad, pero si tenía “protección” para poder trabajar y generar la riqueza para su dueño. Sólo se educa la élite para gobernar y dominar, la gran masa de esclavos no tienen derecho para nada, está cosificada. Su centro de dominio era el imperio romano. Cuando el imperio romano entra en decadencia, se vuelve más violento y finalmente se desmorona, el esclavo adquiere su libertad, pero este logro no le sirve casi nada porque no tiene el poder económico para sustentarlo. Ser libre significa ir a donde quieras, vivir donde quieras, pero ellos no lo pudieron hacer, porque carecían de los recursos económicos para hacerlo, caen entonces bajo el poder y el dominio de la iglesia y los grandes terratenientes, ya había un amo absoluto, pero sería su señor, también maltratador, dominante y humillante y que podía pagarles lo que se les diera la gana por su servidumbre.

Los pobres que antes eran esclavos se convirtieron en sirvientes pero seguían siendo incluso peor de pobres: unos pobres que creyeron haber ganado la “libertad”. La educación no varía en su carácter de clase, solo se educa el poder económico, principalmente en religión cristiana, denominada “educación cristocéntrica”, los docentes eran principalmente los monjes, clérigos, que generan una sociedad feudal dogmática, prejuiciosa, rígida. Este dominio de la iglesia dura más de dos milenios. Gran parte de los siervos pudieron utilizar su libertad para crear sus aldeas o burgos, creando su poder económico mediante el comercio y ganando también su libertad plena, acumulando capital o capitalismo, crean poder económico burgués paralelo al feudal, sistema que entra en descomposición y, después de una dura lucha entre ambos sistemas, finalmente en 1789, la burguesía, después de imponer su poder económico, se impone políticamente, toma el poder en una de las revoluciones más sangrientas que registra la historia denominada “revolución francesa”. Largo tiempo ha tenido que pasar para que el poder del capitalismo se imponga al poder económico feudal rígido y dogmático, seguramente dificilísimo, quizá hasta se vería imposible, pero, quien tiene el poder económico al final se impone.

El capitalismo se convierte también en un sistema genocida, libre, pero, en competencia brutal, donde la élite burguesa dominante somete a la gran mayoría, quien, si bien libre, y solo con su fuerza y energía tiene que venderse al capitalista para poder sobrevivir y el capitalista le paga también lo que le viene en gana. La competencia capitalista genera grandes monopolios y producción en abundancia, que tiene que buscar mercados para venderlos, así se expande, tomando ciudades a las buenas o a las malas. Al invadir el mundo deviene en un gran imperio, concentrado primero en Inglaterra, actualmente en EEUU, para dirimir poder y repartirse los mercados (países), ha generado dos grandes guerras mundiales, con el peligro actual de una tercera, que seguramente dará el poder a China.

Educación y rol del docente en el capitalismo

Derrotado el feudalismo y la iglesia por las fuerzas productivas y economía capitalista, la educación como es lógico pasa al servicio del capitalismo, por tanto, su educación y su docencia van a ser capitalistas y todos vamos a tener mentalidad capitalista.

La función principal del docente es servir al capitalismo, ese es el rol que jugamos hasta hoy; sabemos que es así, pero, no queremos verlo, porque así nos educan y así educamos. La primera enseñanza de la educación capitalista es a no ver lo que estamos viendo. El hombre “libre” sufre, sabe que sufre, pero no puede decirlo, menos decir por qué, el capitalismo también le enseña, no pienses en los demás, salva tu pellejo, acumula todo el dinero que puedas, eso es éxito, y, eso te hará feliz,

El capitalismo impone una educación orientada al “éxito” –primero el dinero- competencia y más competencia, sólo los buenos y trabajadores alcanzan el éxito, los flojos siempre será pobres, ejerciendo una escandalosa presión sobre los niños y jóvenes, produciéndoles fuerte estrés y depresión. una educación capitalista que  produce problemas de salud mental en nuestros niños y jóvenes que no son atendidos, porque sus padres callan y obligan a callar a sus hijos por el nivel de estigmatización del cual son víctimas. Callan por miedo a parecer débiles y vulnerables.  El capitalismo dice que te da la libertad, que es el único sistema de la libertad, pero con esa libertad, destruye al ser humano, si no por hambre y miseria, destruyendo la naturaleza y mediante  guerras por adueñarse de mercados.

Karl Marx diría: “el capitalismo tiende a destruir sus dos fuentes de riqueza: la naturaleza y los seres humanos”

Algunos datos que demuestran la voracidad y genocidio del capitalismo y su conversión en una mafia de poder económico y político:

La mafia, tanto de contrabando, narcotráfico y control del poder económico y político, tienen una norma: “Si tienes dinero, tienes poder y, si tienes poder, haces lo que te viene en gana” ¿Así funciona el capitalismo? Claro que así funciona. Ha sembrado de esa manera, sus empresas privadas por todo el mundo y, utiliza el Estado para protegerse y proteja sus empresas. Por ello nos educan para no ver lo que estamos viendo y nos han hecho creer que sólo la inversión privada nos salvará, que el Estado es un mal empresario, por eso, toda legislación que produce el Estado es para beneficiar a la empresa privada, mediante rebajas de impuestos, debilitamiento de estándares socioambientales y recortes de condiciones laborales,  y, si la empresa privada falla, el Estado acude en su ayuda, el caso Lava jato- Odebrecht, es un ejemplo claro de capitalismo mafioso y Estado mafioso. Entre ellos se protegen, los únicos que van a la cárcel, son los que menos poder económico tienen y el capitalismo tiene que mostrar algunos resultados que están luchando contra la mafia, con los más débiles. Los grandes monopolios poderosos permanecen intactos.

Lo que el capitalismo logra por las armas, motosierras, guerras, invasiones, masacres, usurpación, contrabando, narcotráfico y lavado, lo legaliza mediante leyes de justicia y paz. Nos hablan de paz y practican la violencia.

El capitalista, -está demostrado hasta la saciedad-, que utiliza la violencia como arma de control, a ellos no les interesa frenar la violencia, muy por el contrario la atizan, les conviene porque es su correa de trasmisión para sembrar el miedo y desmoralización en la sociedad más pobre y criminalizar las protestas. Además de sus invasiones militares y venta y tráfico de armas.

No les interesa estar envenenando el aire que respiramos, el agua que bebemos y los alimentos que comemos. De aquí, unas décadas más, si ellos siguen dominando y contaminando el planeta, su destrucción y daño es irreversible y el peligro de la existencia y vida humana, fatal. ¿ACASO NOS PODEMOS ADAPTAR A ESTE TIPO DE SISTEMA? ¿ADAPTAR A NUESTROS NIÑOS Y JÓVENES?

Un sistema que además propaga el morbo y la perversión, el vedetismo y homosexualismo como modelo y chisme, la violencia degradante y el misticismo, las supersticiones de todo tipo, pone de moda lo horripilante y monstruoso, la astrología y la suerte mística, con todo ello, penetra descaradamente en nuestros hogares a través de los medio masivos de comunicación principalmente la TV y el cine, promueven libros plagados de morbosidad, sadismo y masoquismo, de tal manera que cuando veamos en la vida real lo que hace y significa el capitalismo como sistema morboso, sádico, violento y genocida, nos perezcan normales ¿Qué cantidad de gente –por ejemplo- se ha indignado y ha salido a protestar sobre la violación y asesinato de la niña de 11 años en nuestro distrito? Casi nadie, nadie, sólo los amigos y familiares.

La violencia del sistema disocia nuestra personalidad, destruyendo el autocontrol y regulación de nuestras emociones, generando permanentes crisis personales y familiares, por ello nos volvemos más violentos y nos crean “enfermedades” como negocio: depresión, bulimia, anorexia, impotencia, bipolaridad, obesidad etc., y  no paran de fabricar pastillas para estos males, pastillas que nos vuelven más neuróticos.  Hay pastillas hasta para la tristeza y la alegría. Así funciona el Sistema Capitalista.

Nosotros sabemos, según OXFAM (1), 1 de cada 3 personas en el mundo vive en la pobreza. El 82% de la riqueza mundial generada el año pasado fue a parar a manos del 1% más rico del mundo, mientras el 50% más pobre –3 700 millones de personas– no se benefició lo más mínimo de dicho crecimiento. En tan solo 12 meses, la riqueza de esta élite mafiosa ha aumentado en 762000 millones de dólares (13% anual), mientras los salarios aumentaron sólo 0,05 dólares en más de 10 años, es decir, solo el 2% anual. (2)

Según datos del PNUD, OMS, BM y Oxfam: 2.200 millones de personas viven con menos de 1 dólar al día. Más de 200 millones de niños, tienen problemas de crecimiento por desnutrición y, por tanto, deficiente rendimiento académico. El 75% de la niñez mueren por enfermedades curables: nacimiento prematuro, asfixia perinatal e infecciones, neumonía, diarrea, malaria y sarampión. Increíblemente estamos también viviendo la gran era del desarrollo de la ciencia, la medicina y la tecnología.

Pero, ESTULIN D. (2014) Nos aclara porque tanto desarrollo no nos beneficia, él dice: “Esta nueva era, la ciencia y la tecnología dominan el mundo (…) no se desarrollan para beneficiar a la humanidad, ni para controlar y detener terroristas y criminales. Están diseñados para controlarte y detenerte a ti (…) se trata de tener el control de todo lo que hay en el planeta” (pág. 131). (3)

Son tan mafiosos, que se han puesto a resolver la pobreza con estadísticas: “Para estimar la cantidad de personas que viven en la pobreza, actualmente el Banco Mundial utiliza como parámetro la línea internacional de pobreza, fijada en US$1,25 al día”. Se lee en la página Web del Banco Mundial. (4)

Que nos están diciendo estos capitalistas según sus datos: el 40% de la población mundial vive diariamente con un 1 dólar 90 céntimos, entonces fijan, -para que una persona no sea pobre- debe ganar menos de 1,25 de dólar, indudablemente son unos pillos, así, estadísticamente han reducido la pobreza, quiere decir, si gano 1,90 de dólar, ya no soy pobre. Fíjese, aquí están hablando de la pobreza, no pobreza extrema. Todos sabemos, que, solo para comer pobremente gastamos más de 20 soles en desayuno y almuerzo, sin cena. Ahí tenemos como gasto diario más de 8 dólares ¿Y las otras necesidades diarias que tenemos?

En su página WEB, el Banco Mundial, informa cínicamente que, entre 1990 y 2011, ya han aplicado su barómetro y han “reducido la pobreza extrema a la mitad, hasta ubicarse en torno a los 1000 millones de habitantes, esto es, el 14,5 % de la población mundial”. (5).

En el Perú, se está aplicando el barómetro para medir la pobreza: Así, el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), nos ilustra en su página Web: “la línea de pobreza en el Perú para el período 2009-2015  fue S/. 169 soles mensuales y, para este último año es de 328 soles; aquellos que gastan menos al mes son pobres y los que gastan más, son no pobres”. (6) En otros términos entendibles, LA CANASTA BÁSICA ES DE 328 SOLES. Entonces, los que ganan el Mínimo Vital llegan a ser ricos, los docentes somos millonarios. Qué estupidez. La realidad nos muestra otra cosa. Los mafiosos no tienen moral, solo cinismo patético, ¿ACASO NOS PODEMOS ADAPTAR A ESTE TIPO DE SISTEMA? ¿ADAPTAR A NUESTROS NIÑOS Y JÓVENES?

Veamos ahora, la educación y docencia en el Perú

MINEDU (Pág. Web): informa, dado los niveles de desaprobación, retiro y deserción, solo el 44% culmina su secundaria. El 45% asistan a un grado inferior al que le corresponde según su edad. Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI): al año 2017 en la provincia de Lima, de acuerdo con el grado de educación alcanzado, el 47.3% de la población ocupada tiene educación secundaria, el 7.6% primaria o menor nivel educativo. –Es decir, más del 50% de la fuerza laboral en Lima no ha podido estudiar superior-. Más de la mitad de la masa laboral en Lima, actualmente, sólo tienen secundaria. 26.1% educación universitaria y el 19% educación superior no universitaria.

La misma fuente señala: el 2003, las asistencia del escolar de 6 a 11 años fue de 93%; durante los últimos 5 años se mantiene en 91.1%. (7) ¿Qué hacen los niños que no están en el colegio y los que no pueden mantenerse el él? Estamos hablando de primaria que es la base.

Con respecto al docente, a pesar que el  Artículo 4, de la Ley 29944 (Ley de reforma magisterial), señala que “el profesor (…) es el agente  fundamental del proceso educativo, presta un servicio público esencial dirigido a concretar el derecho de los estudiantes y de la comunidad (…)”; todo lo que hace la burocracia educativa apuntan a su desprofesionalización, inclusive la supuesta capacitación que reciben los desprofesionaliza. El docente es una mercancía más de la mercantilización de la educación.

¿Y qué pruebas aporto para decirlo?

Basta mirarnos y conversar entre nosotros para comprobar lo mal preparados que salimos de las universidades o institutos pedagógicos. Los profesores que trabajan por contrato nos manifiestan su inseguridad. Los docentes nombrados han perdido casi por completo su autonomía y libertad, mucho peor aún los docentes que hacen de supervisores o monitores, (“especialistas”), porque repiten sus manuales de memoria y supervisan con criterios estandarizados, sin tener en cuenta las características de cada colegio y, los canallas te hablan de diversidad y, todavía se dan el lujo de hablar mal de los colegios y docentes.

La mentada y promovida mediáticamente “evaluación por desempeño”, que es otra cantaleta estandarizada, indudablemente que es una amenaza de la tranquilidad laboral, que nos llena de estrés y depresión, pues muchos de nosotros tenemos que gastar nuestro poco dinerito en supuestas capacitaciones para dichas evaluaciones.  

Lo más grave, ya no podemos debatir nuestras inquietudes, porque nos han prohibido reuniones entre nosotros, que son consideradas pérdidas de clase. La mayoría de directores son unos capataces, sólo saben recibir órdenes de las ugeles que lo cumplen a pie juntillas. Ugeles en la mayoría de los casos convertidos en cuarteles donde no puedes entrar con libertad y estos no dan ni un paso sin consultar al ministerio. Solo controlar, pocos son los profesionales capaces que tienen la altura moral y profesional para el cargo. Los demás entran en estampida con cada gobierno de turno y, protegidos como están, hacen lo que quieren. La gran mayoría de burócratas educativos son la plaga de la educación.  Sólo el cumplimiento de normas y directivas es el ambiente. Además es una forma sutil de controlar también tu mente y el control de nuestra mente nos quita la vida y voluntad propia. Al plantear algo nuevo de inmediato le salen que “así no dice la norma”. No estoy diciendo que no hay que cumplir las leyes y normas, simplemente hay que cualificarlas.

Las últimas “reformas educativas” están robotizando al docente. El profesorado es un colectivo inexistente en las instituciones educativas, en la comunidad y en la sociedad peruana.

¡Oiga, pero les han duplicado el salario! El salario no, si, han aumentado bonificaciones, que nos quitan cuando cesamos, duplica-miento que al final tampoco es coherente con la realidad económica que vivimos. Además dichos “aumentos” se ejecutan para aplacar la indignación de los docentes y maquillar la profunda crisis educativa que vivimos y tapar sus mafiosas inversiones del presupuesto, que, cuando no pueden repartirse lo devuelven al Estado.

El Ministerio de Educación invierte 689 millones de soles al año en soporte pedagógico, talleres, cursos y programas de actualización, sin ningún criterio real, sólo para justificar gastos para no perder los préstamos que reciben del Banco Mundial (8). En su momento El vicepresidente del Consejo Nacional de Educación (CNE) Hugo Díaz, –actualmente su Presidente-, aseguró que "anualmente [el Minedu] devuelve S/. 2. 850 millones al Tesoro Público". Reflejo de la incapacidad de la burocracia. (9)

Ningún gobierno de turno actual, o desde 1990 del siglo pasado se ha preocupado de diseñar una política magisterial. Sólo supuestas “reformas” y medidas aisladas para las públicas, porque las privadas son autónomas. De estas medidas señalamos: costosas e inadecuadas evaluaciones de desempeño docente –sirvieron para desprestigiar a los docentes-. Y tener carta abierta para contratar a sus allegados no docentes.

Lo único que persiguen estas reformas, es alejar al docente de una real formación y una educación partidista a favor de nuestros estudiantes y nuestro pueblo. Promueven el apoliticismo, el neutrismo y la traición a nuestro pueblo. No tomar partido por nadie y por nada; pero, si nos damos cuenta, cuando adoptamos esa actitud, ya estamos tomando partido por ellos. Eso se llama tener espíritu partidista burgués, que es lo que ellos quieren que tengamos. Los docentes debemos tomar partido por los intereses de nuestro pueblo. Y, este espíritu de partido no sólo debe ser de palabra, sino también de hecho.

Así es la educación, una cruenta lucha ideológica y política. Hasta estos momentos sólo se ha manifestado una sola posición: La burguesa o capitalista. Entonces, tomar partido del lado del pueblo es un problema de principios, de ética y moral. ¿Puede haber término medio en estas circunstancias? Absolutamente ¡NO! La ideología dominante tiene diferentes ropajes y todas quieren erosionar la ideología popular, descomponernos, desunirnos y debilitar nuestra moral de pueblo, por eso a veces nos avergonzamos de pertenecer al pueblo porque también siembran desconfianza entre nosotros. Nos imponen despreocupación por la lucha ideológica y política, porque saben que ello es el problema central y pretenden mantenernos dentro de la rigidez tradicional y oposición, recontra ocupados llenando documentos de todo tipo e inservibles, el asunto es distraernos y controlarnos.

Nos tienen reservada una vida ecléctica, por tanto docente ecléctico, educación ecléctica, donde todo se niega y todo se acepta, no se toma partido por nada o se toma por todo; ingenuamente se dice “primero mis alumnos” y nos enjaulamos en el aula; se desarrolla un pensamiento referencial, donde frente a la persona se concuerda y en el momento de las decisiones se excluye, o, estando lejos se concuerda con el otro. Verdadero oportunismo mental donde les acepto a todos sus ideas, pero, me mantengo al margen para no “pelear” con nadie. Esta es la manipulación más perversa y sofisticada del que somos víctimas los docentes. 

Nos han convertido en docentes de cachuelo y propina. Y, eso también afecta a nuestros hijos y a nuestros alumnos. Por eso es fundamental preocuparnos por la situación de nuestros alumnos, por qué no aprenden, pensar que, toda situación que viva el niño en su entorno familiar, de todas maneras le afecta en su aprendizaje, pero, hay algo que los docentes también sabemos, que, el trato que le demos en el aula, le va a marcar mucho más. Por ello, al margen de nuestra situación como docentes, no podemos permitir que nuestros niños sigan sufriendo en el aula, es nuestra obligación y responsabilidad darle afecto, crearle un ambiente acogedor y estimulante, sin imposiciones y enseñarle a defender sus derechos, pero ante todo, desarrollar un buen trabajo escolar. Debemos autoeducarnos apreciados docentes.

En cuanto al trabajo escolar, también hay una concepción antojadiza de las autoridades controladoras: Se nos habla del trabajo escolar en forma general y sólo la referida al de la institución educativa. Sin embargo los docentes llevamos el trabajo escolar en dos formas:

1.- El trabajo escolar de plan y tareas.- Planificación, elaboración y corrección de pruebas, elaboración de las programaciones curriculares, registros libretas, actas, documentos, informes, etc. Generalmente o casi siempre lo hacemos en nuestras casas. No se toman en cuenta para nuestra paga.

2.- El trabajo escolar académico.- Se refiere al dictado de clases, enseñanza o el trabajo con los alumnos. O lo que a nuestros burócratas “especialistas” les gusta llamar “horas efectivas de clase”. Ahora generalizado a 30 horas semanales, pero nos pagan sólo por 24 –solo pagan una pequeña bonificación por las horas aumentadas de trabajo-. Esta aclaración nos permite precisar que, el Estado nos paga sólo por el trabajo escolar académico en la institución educativa, más no así, lo trabajado en nuestras casas, que son aproximadamente 5 horas diarias adicionales; al mes 150 horas. Si le ponemos el costo mínimo pues de 3 soles diarios por el trabajo diario extra en nuestras casa, resulta: multiplicamos por los 3 soles diarios promedios, son 450 nuevos soles mensuales que nos adeudan; 450 nuevos soles de plusvalía que se embolsa la caja fiscal por cada docente. Multiplique UD. por los más de 300 000 docentes, aproximadamente, estamos hablando de un poquito más de 135 millones de nuevos soles mensuales. ¿A dónde va ese dinero? Indudablemente al pago exorbitante de la burocracia. Es otra verdad acumulada que falta cobrar. Esto parece anecdótico, marginal y hasta ridículo, según el lente que lo vea. Pero, absolutamente real. Rígidamente enmascarado en una falsa responsabilidad magisterial de “Tú has escogido ser maestro”, “sabías que era así”. Etc. Con un trabajo escolar anodino que sólo favorece al que tiene el control económico y al mantenimiento de su poder, ¿CÓMO ES EL TRABAJO ESCOLAR, ES UN TEMA TAMBIÉN APASIONANTE QUE ALGÚN DÍA TENEMOS QUE CONVERSAR?

En ese sentido Carlos Marx diría: “El propio educador necesita ser educado” (Obras escogidas. Tomo I. “Tesis sobre Feuerbach”. Pág. 8).
                                                                                            Claro, en buen sentido de la palabra, Considerando que el Estado no educa al educador, sino lo domestica, para que sea un “servidor útil” al sistema. El docente, conscientemente debe autoeducarse profundamente. Recordemos que hasta la década de 1960 los gobiernos de turno se preocupaban por atender los colegios públicos y sus docentes, así como las universidades públicas, dos ejemplos emblemáticos: Nuestra Señora de Guadalupe y la universidad San Marcos, porque sus hijos de las élites se educaban en ellas. Una vez que fundaron sus colegios y universidades privadas, abandonaron las públicas. Actualmente gran parte de su élite burocrática, política, empresarial, escritores y artísticos,  salen de sus colegios y universidades exclusivas privadas. Las públicas están más abandonadas que nunca.

¿Será que podemos seguir indiferentes o seguir callando?

¡Por supuesto que no! Los docentes somos cómplices por nuestro silencio.

El docente, si no se autoeduca es el alienado más peligroso. Es fundamental recuperar la indignación y la vergüenza, la vergüenza es un sentimiento revolucionario. Sólo con un sentimiento revolucionario podemos combatir la domesticación que somos víctimas, porque nuestro domesticador sabe que nos embrutece de cansancio, y la domesticación disminuye el rendimiento. Toda sociedad embrutecida es fácil de doblegar.

Todo docente, debe ser un canto de libertad, una hermosa profesión de diálogo y acercamiento con el pueblo, con los estudiantes, con los jóvenes, con la cultura, con la indignación y la rebeldía. Los docentes estamos obligados a practicar la tierna rebeldía. Sentir, vivir, reflexionar, practicar y transformar es el signo de nuestros tiempos. Esa debe ser nuestra razón de vivir y enseñar.  Ahora sí, ya no basta sólo interpretar el mundo, sino, hay que transformarlo. Transformarlo juntos, trabajando juntos.

Un día nos preguntarán nuestros niños y jóvenes, nuestros pueblos, que es lo que hicimos cuando ahogaban las voces de los pueblos del mundo y los hombres humildes. Para ser directo: ¿qué hiciste cuando nuestros niños y jóvenes se morían de hambre y miseria? ¿Qué hiciste cuando los niños y jóvenes no asistían al colegio porque tenían que trabajar y quemaban tempranamente su fragilidad, su ternura y su vida? Dirás que eres neutro, dirás que eres apolítico o buscarás otra justificación absurda. No te olvides, ese día llegará.


Notas:
(1)Oxfam es una organización benéfica cuyas siglas significan en inglés Oxford Committee for Famine Relief (ayuda contra el hambre)
(3)DANIEL ESTULIN: El club de los inmortales. Ed. IIB Grupo Zeta (2014).
(9)http://www.cne.gob.pe/index.php/Hugo-D%C3%ADaz/iniden-diciembre-2016-desafios-educativos-de-muy-corto-plazo.html



lunes, 23 de octubre de 2017

SICOPATIA O PERVERSIDAD DEL SISTEMA Y EL FÚTBOL

Sicopatía o perversidad del  sistema y el fútbol
                                                                                                     Por Carlos Vill
                                                                                                                                       
                              
¿Qué es la FIFA? Simplemente es la FIJA. Una buena parte de sus directivos está tras las rejas, se los ha tragado el capitalismo futbolero. Aquí ya no diríamos “la plata llega sola”, sino la plata llega jugando. Eso es el fútbol ahora, una gran masa de dinero, 22 jugadores corriendo tras el dinero, acicateados por los monopolios imperiales capitalistas y sus medios de información estupidizando a las grandes masas pobres. El fútbol se ha asociado a la religión como diría Carlos Marx como “opio del pueblo”. Además el fútbol se ha convertido en una gran lavandería. Criollamente diríamos el fútbol es la pichicata del pueblo  ¿Esto se puede llamar perversidad? ¡Claro que sí! La perversidad del fútbol por el sistema. Mira bien, sólo es cuestión de mirar ¿Acaso a cada ricacho que aparece por ahí no tiene su equipo de fútbol? Bonita forma de lavar dinero.

La perversidad no sólo está en que juegan millones de dólares, sino también en los dolores sicobiosociales que causa en la gente estupidizada, por ejemplo, el supuesto acuerdo que tuvieron la selección de Perú y la de Colombia en el último partido de las Eliminatorias a Rusia 2018, resulta que ahora, un fanático viene juntando firmas en redes sociales para que la FIFA expulse del Mundial a ambas selecciones, es decir, descalificar a ambas selecciones de la Copa del Mundo del 2018, a celebrarse en Rusia. Por otro lado, Luis Mariano Rendón, abogado chileno y ex candidato a senador ha denuncia ante la FIFA, acusando a ambos equipos de “colusión”. Luego están los llantos, borracheras, endeudamientos, patrioterismo, trasnochaciones, movilizaciones y heridos y otros excesos.

La prensa mermelera, mercenaria, es una fábrica de ilusiones, fantasías y locuras sicológicas, de tanto machacar sobre lo mismo, por ejemplo, nos hacen amar a los futbolistas cuando ganan y a odiarlos cuando pierden. Perversamente individualizan en la figura de un futbolista el triunfo, porque así es más fácil el manejo capitalista, a un trabajo de 11 jugadores lo convierten en responsabilidad de unos cuantos, tratados individualistamente. Nadie habla del trabajo en equipo, en colectivo, porque el capitalismo tiene un odio mortal al colectivismo.

La prensa mercenaria, -cuyos dueños son los capitalistas-, acaba por crearnos lazos de acercamiento y la ilusión de amistad con los futbolistas, de tal manera que, empezamos a ver los partidos como si estarían jugando amigos nuestros o patriotas que arriesgan su vida por la patria o por nuestros intereses. La cualidad esencial de los medios de comunicación, es la manipulación y la mentira, sin embargo, todo el mundo “engaña”, nos dirán, es cierto, pero, la mayoría lo hace inocentonamente; se convierte en sicopatía cuando se vuelve habitual, una constante, y esto es lo que hacen los medios de comunicación, una manipulación constante. Con belleza, encanto y ternura dirigen nuestras miradas y nuestras mentes ha donde quieren, su impacto en la sociedad es letal, profundamente tóxica. El fútbol en manos de los capitalistas ya es un negociazo, pero, la TV, principalmente se encarga de consolidarlo y expandirlo.

El fútbol es un negociazo que pervierte casi todas las mentes, pero, ¿por qué sólo el fútbol y no otros deportes? Aquí también sólo hay que mirar, es reflejo de todos los males sociales que genera el sistema excluyente, el principal, el machismo, “el fútbol es de machos”, había dicho un comentarista deportivo. En estos momentos se está jugando la clasificación en Vóley para el mundial, sólo están interesados los familiares y amigos de las jugadoras.

El capitalismo es como un virus, necesita del pueblo para nutrir su individualismo, en eso consiste la fuerza de su desarrollo, en el consumo de masas. El consumismo es la fuerza del capitalismo y, el fútbol le permite ello. El capitalismo engulle todo lo que le va a producir ganancias, no le importa cómo se originó. En el caso del fútbol por ejemplo que fue un invento de la clase obrera británica y eso, al capitalista le importa un pepino.
Sicopatía y fútbol

El fútbol ya no es un deporte propiamente dicho, sino un deporte de los negocios, te ofrece dinero, fanatismo, drama, tragedia, conflicto, carnaval y desorden emocional, de ninguna manera es una afición, menos una pasión. El futbol despierta o exacerba tu sicopatía, en una borrachera emocional patética, que se la confunde con alegría desbordante que es totalmente diferente. Por un determinado momento, el fútbol es la válvula de escape de tus frustraciones. Un desborde y respiro enajenante.

Si miras bien los hechos históricos o cómo las clases que controlan la economía y el poder político, se van apropiando de la dirección del fútbol, te van a decir con quien juntarte, la elección de un club deportivo nacional e internacional, cómo vestirte, qué camiseta deportiva comprar y, cuando EEUU se impone finalmente en la “guerra fría”, se desboca el neoliberalismo y marca también el negocio y la explotación del fútbol profesional. Desde entonces, y lo ves claramente, el costo de un futbolista se triplica y los traspasos se quintuplican, alcanzando su récord millonarios, año tras año como deleznables insultos a la pobreza que vive la fanaticada. Los fanáticos que lindan con la sicopatía, se adeudan para estar con el club de sus “amores”, indudablemente que les sale caro su fanatismo. Compran  camisetas, bufandas, gorras, etcétera.

El fútbol se convierte en una señal de identidad enajenante, por ejemplo, en los jugos interlocales, asume la señal de una identidad local, si es mundial, asume la señal de identidad de la nación. Está clarísimo, si bien los futbolistas representan un país, de ninguna manera lo hacen por amor a ese país, ellos reciben miles de dólares por esa representación, y si clasifican reciben millones. Es el dinero y el prestigio personal que está de por medio para seguir cotizándose en el medio internacional. Si no nos dejaríamos llevar por nuestra sicopatía, viéramos con claridad la realidad. Este mundial de Rusia 2018, en el Perú, se está moviendo cualquier cantidad de millones de soles, tanto en pago a jugadores, premios millonarios e intereses televisivos. Juegan muchos intereses económicos: de los propios jugadores, propietarios de clubes, empresas publicitarias, medios de información, empresas deportivas, los de las empresas publicitarias, los de los medios de comunicación e inclusive de los politiqueros que sabemos que apuestan miles de dólares por tal o cual equipo.  Al final, los grandes explotados son los fanáticos.

El futbolista se ha convertido en una mercancía carísima, que se vende al mejor postor, viven como reyes, explotando las carencias, necesidades e ilusiones  de  las grandes masas pobres.

En defensa de la salud mental de sus poblaciones y, especialmente de los fanáticos, los estados y gobiernos democráticos deben dictar normas prohibitivas como por ejemplo: debe democratizarse los medio de comunicación, principalmente la TV., prohibir la publicidad estática en los estadios y la publicidad en las vestimentas deportivas. No es justo que se nos bombardee descaradamente y cada segundo con publicidad. Debe dictaminarse que el precio de las entradas de fútbol debe ser popular y controlado y coordinado por el Estado. Todo no puede ser ganar y ganar. Sólo es un decir algunas cosas, porque al capitalismo le interesa un pepino la salud mental de la gente, por el contrario, nos enferma más y más, para hacernos sus consumidores compulsivos.

¡¡¡¡Todos a Rusia al Mundial de Fútbol 2018!!!!!



viernes, 8 de septiembre de 2017

APUNTES PARA SACAR LECCIONES DE LA HUELGA DE LAS BASES DEL SUTEP

Lecciones de la huelga magisterial en un hermoso despertar de las bases del Sutep
                                                                                                Por Carlos Villa
                                                                                               odesi12@yahoo.es

La primera lección que extraemos, de la “marcha de sacrificio de los amautas” hacia Lima, es que la ternura y la bondad también saben combatir. La tierna y combativa lucha de los maestros de las Bases del Sutep, nos brinda un cúmulo de importantes lecciones, en primerísimo lugar, la abnegación, el heroísmo y lealtad, en nombre del sensible fallecimiento de 6 docentes en plena huelga, ocasionado por la brutal represión del que fueron víctimas:  1.- Walter Fernando Yucra Pinedo, 50 años- Cusco. 2.- José Félix Salazar Núñez, 46 años, Ferreñafe- Lambayeque. 3.- José Luis Gutiérrez Huallpartupa- Puno. 4.- Ángel Retuerto Quintanilla, 45 años- Ancash. 5.- Humberto Miraya Navarrete de SJM- Lima. 6.- Gilmer Tayra Justo de Huánuco. Con justicia, MÁRTIRES DE LA EDUCACIÓN PÚBLICA. La vida tiene sus contradicciones, también se hizo presente la creatividad de los maestros con tiernas y combativas canciones, arengas, gestos, solidaridad extraordinarios.

Los maravillosos versos de César Vallejo, “como si ante ellos la resaca de todo lo sufrido se empozara en el alma”, ahora ya sabemos que debe dar como resultado el hermoso despertar de nuestros pueblos, de sus escritores, como el Gremio de Escritores solidario. Despertar de las bases del Sutep que nos ha vuelto a ratificar y enseñar que, patria roja, nunca ha estado al servicio de los intereses de los docentes, menos de la educación: recién iniciada la huelga el 12 de julio 2017, estos sujetos se convirtieron en sus detractores y opositores más feroces. Suspendida temporalmente la Huelga, estos miserables han salido a decir que “no han ganado nada”. Sin embargo, los hechos les revientan en la cara de sinvergüenzas, además, ellos fueron los grandes perdedores.

El Perú se enteró: la evaluación y la meritocracia son ejes de la privatización de la educación y la corrupción:

La huelga indefinida de las bases del Sutep, a todas luces, es una gran victoria, por las siguientes evidencias: se ha puesto al descubierto que, la profunda crisis de la educación pública es intencionada, así como la postergación y precariedad del trabajo al que se ha sometido a los docentes, con la malévola pretensión de privatizarla, y los docentes pasen al sistema de contratación. Por ello también pues, la imposición a rajatabla de las evaluaciones abstractas y amañadas para el despido de los docentes y quedarse con los que se ajustan a la medida privatizadora, con el cuento de calidad y meritocracia. Peligra la economía de nuestros padres de familia, porque son ellos los que tienen que pagar y mantener una educación pública privada –tal como sucede en Chile.-

Pero, esta imposición a rajatabla, levanta una duda que deben investigar los congresistas y los buenos periodistas: Jaime Saavedra y Marilú Martens, supuestamente han creado empresas de consultoría e investigación a nombre de terceros para encargarse de la evaluación de los maestros, luego han logrado presupuestar 500 millones de soles como costo de la evaluación que esas consultorías -que son de ellos- se van a embolsar.

De esta clara lección, queda también como tarea para los gobernantes de turno, si verdaderamente piensan en nuestros niños- tal como lo han gritado en todo el proceso de la huelga- deponer su capitalista conducta de privatizar la educación pública y, por el contrario, potenciarla reformulando sus objetivos, cumpliendo el mandato del aumento del presupuesto para la educación del 6% del PBI. Repensar en su descarada evaluación punitiva para el despido en una evaluación formativa que respete la estabilidad de los docentes.

Gran aprendizaje de unidad en el programa y la acción

Sindicalmente, la lección más importante es la unidad inquebrantable, en torno a una plataforma de lucha, entrar juntos y salir juntos. Han logrado articularse orgánicamente, en el Comité Ejecutivo Nacional de las bases del Sutep y liberarse de la amañada “organicidad” y “oficialidad” con visos de despotismo y mañosas “asambleas de delegados” al que han estado sometidos por patria roja desde la fundación del Sutep. Ahora ligarse a las luchas de nuestro pueblo.

La verdadera cara de patria roja o Cen del Sutep

Más de uno se preguntará ¿Cómo patria roja ha podido dominar tanto tiempo de manera fraudulenta el Sutep? Estos miserables, cuando pierden una base mediante elecciones universales, convocan una “asamblea de delegados”, asisten sólo ellos, nombran otro Comité Ejecutivo y, como siempre están en componendas con cada gobierno de turno, se hacen reconocer como “ganadores”, así, los auténticos ganadores no pueden entrar en negociación colectiva. Por ello, en la huelga, han insistido que ellos son los “legales” y “oficiales” y que el Comité de Lucha que dirigía la huelga  “no lo eran, no estaban “reconocidos” y tantas infamias, por ejemplo investigar si en verdad estos sujetos han patentado el Sutep como su propiedad.

Democratización de la Derrama Magisterial

La Derrama es una especie de cooperativa de los maestros, son descontados de sus magros salario, un porcentaje indexado a la UIT. El pago actual es S/.22.50 mensual obligatorio,  un total aproximado de más de 6 millones de soles y anualmente más de 72 millones de soles, sólo usufructuada por patria roja, en componenda con cada gobernante de turno, sólo ellos pueden entrar a trabajar en la Derrama, sus amigotes y familiares y sólo ellos pueden ser parte del Directorio. La gran lección en esta materia es que la Derrama Magisterial debe entrar en claro proceso de democratización, elecciones universales a todo nivel, debe abrirse a los docentes y la opinión pública, ¿en qué se está gastando los más de 70 millones de soles anuales que reciben? La Derrama tiene por ejemplo una editorial completa con todos los insumos para publicar un libro, pero, para que la Derrama te financie la edición de un libro de tu autoría, tienes que ser de patria roja, yo pase por ese filtro, para editar mi libro “Crisis de la educación” me pidieron una recomendación del Cen del Sutep, o sea de patria roja. No me lo editaron.

Nada puede esperarse de la prensa mercenaria

Increíblemente, todas las medidas de brutal represión que han sufrido los docentes se han opacado ante la execrable manipulación de la información de la prensa basura y su vergonzosa campaña de calumnias contra la huelga y los maestros, a excepción claro de la “Revista de los Sábados de Nicolás Lucar” que fue un granito de arena en ese mar de desinformación grosera y distorsión de la realidad. La injuriosa prensa basura se encargaba de repetir y dar tribuna sólo a los opositores de la huelga, con la finalidad de desprestigiarla y socavarla, principalmente a los traidores de patria roja y al fascista Basombrío. Indudablemente, la prensa mercenaria y basura junto a los de patria roja, se han ganado el monumento al disparate y la mentira, con la boca abierta salpicando desagüe. Quien puede estar al lado de estos especímenes sin tener ganas de vomitar. Debemos preparar un sistema de información con nuestro pueblo.

De radicales y rameras del sistema

La irónica lección aprendida, los docentes también fueron acusados de “radicales” ¿Qué significa ser radical? RADICAL viene de RAÍZ, quiere decir los radicales son pensadores y luchadores sociales que buscan resolver los problemas a partir de su raíz, es decir, de las causas de los problemas.
El que NO ES RADICAL, por tanto, se va por las RAMAS, se queda en la RAMA de los problemas, es decir, sólo ve los efectos. En ese sentido, estos sujetos se denominarían las RAMERAS DEL SISTEMA. Entonces ¿Quién busca realmente resolver bien los problemas? ¿Los RADICALES DEL SISTEMA o las RAMERAS DEL SISTEMA?

Tras un RADICAL DEL SISTEMA, brilla la luz del combatiente honesto, transparente y moral elevada, quien realmente desea resolver los problemas desde la RAÍZ.
Tras una RAMERA DEL SISTEMA, se esconde el acto inmoral de la complicidad. Moralmente no evolucionados, son la imagen de la perversión y la traición a sus pares. Por eso se ponen siempre del lado del sistema opresor, mirando desde las RAMAS.

Las bases del Sutep Han cambiado el futuro

Quizá, la más bella lección aprendida, es que, para hacerse escuchar se necesita una firme y audaz organización con gente honrada, culta y solidaria, que no pongan sus intereses personales, como el CEN-tavo- sobre los intereses de todos. Que, nos queda  rodear de la más amplia solidaridad infinita a la lucha de los maestros de las bases del Sutep. Analizar la compleja problemática educativa y docente,  y comprometernos con su lucha. Su lucha es nuestra lucha, ¿quién no ha tenido un maestro en su vida? ESTE HERMOSO DESPERTAR DE LAS BASES DEL SUTEP, ES EL AUGURIO DE NUEVOS DESPERTARES Y EL TRIUNFO DE UNA AURORA SOLIDARIA PARA TODOS.